Para aperentar una piel perfecta solo tenemos que elegir el color correcto, y para ello te damos unos sencillos pasos.

 

  •  Antes de probar cualquier producto limpia la cara de cualquier resto de maquillaje que puedas tener.
  •  Aplica el tono desde el pómulo a la mandibula ya que el color es más real que si lo pruebas en la mano.
  • Miralo  a la luz natural, ya que si el tono va desapareciendo es que es el más ideal para tu piel.
  • Es posible que una misma tonalidad no se adapte bien a tu piel durante todo el año.